[Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero. | Actualización 24/09

Avisos

Like Tree19Gracias
  • 11 Post By Zero Kuchiki
  • 1 Post By Geo
  • 2 Post By Lon洋子
  • 1 Post By Aaróncis&RepublicLover <3
  • 1 Post By Tyren Sealess
  • 1 Post By Zero Kuchiki
  • 1 Post By Kalawus
  • 1 Post By 中尉.Markuzz
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
07/01/2017
Gráficas [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero. | Actualización 24/09
Buenas. Empecé a escribir hace aproximadamente 2 años, y desde entonces siempre lo he tenido como un hobby. He escrito muchas cosas, desde poesías hasta relatos largos, pero sobretodo poesías.

En esta galería quería mostraros algunos de mis escritos y que me diéseis vuestra opinión acerca de ellos, me anima a seguir escribiendo y a mejorar.

Poesías


Te fuiste


Una poesía dedicada a mi tío, que murió hace unos cuantos meses.

Fui leal pero arremetió el mal a mi párpado,
y dio igual la fecha que el calendario marcó,
o la hora que giraba en las saetas del reloj,
un huracán aconteció en este entorno bárbaro.

Te fuiste, y del techo sangraron rabias,
y cada futuro fue previsible.
Te fuiste, y por momentos se perdía la magia,
y en un instante aparecí sollozando triste.

Daba igual si era de noche o de día,
o el lugar del cual yo volvía.
Te fuiste, se cayó un cimiento,
y el templo abatido en un momento.

Te fuiste, y cesaron campanas,
y el Sol yació oscuro.
Te fuiste, y en aquel lago puro,
el agua quedó contaminada.

Te fuiste, y las verdades fueron muros,
y aquella esencia perdió el olor.
Te fuiste, y los vientos atacaron bruscos,
y la serenidad cambió su color.

Si la vida es un segundo,
hoy quiero escapar de ella,
hoy quiero olvidar el mundo,
quiero huir lejos a la estrella.

Y quiero que sepas que aquí sigo,
que lo estoy intentando en mi vacío,
combatiendo día tras día este castigo.

Aunque tú ya no estés conmigo,
por mucho que pase el tiempo yo no te olvido.

Tu recuerdo sigue vivo,
y trataré que estés orgulloso de mí,
como yo lo estoy de ti,
recordando aquellos tiempos tranquilos.

Te fuiste, a destiempo...
Y yo pasé de ser un radiante astro sin fin,
a otra oscura nube más en el firmamento.


Observando el cielo


Una de las primeras que escribí.
Observando el cielo, callo y veo
aquel arcoíris paleolítico, plegado
de lágrimas que recalan en vano.

Observando el cielo, me despliego
de este huracán fúnebre y arcano,
que yacía junto a mi inquieto lado.

Observando el cielo, yo me quedo,
con el Sol escarpado y sonriente,
dejando en pos el universo reticente.

Observando el cielo, yo me espero
paciente, con las nubes nacientes,
que se van asomando valientes.

Observando el cielo, yo me encuentro.
Las heroicas estrellas vienen radiantes,
relizando hacia mí un impacto calmante.

Observando el cielo... Todo llega,
con calma y gran cautela.


Delicado y sutil fulgor


Tú, delicado y sutil fulgor,
que desnudaste al más joven y apuesto,
que sacaste al Sol de paseo,
y provocaste caos en el cielo.

Tú, delicado y sutil fulgor,
que abriste al más cálido y honesto,
que reluciste al más dulce y sincero,
encerrado en tu maestra esencia.

Desplomado a tu pedestal,
perplejo por tu eminencia,
contemplando tu belleza,
soñando sin tu ausencia.

Cantaste en tu eclipsada prisión,
plena de opacidad y represión.
El poeta te escuchó en su corazón,
y escribió estos versos con pasión.

Soplaste en tus noches mil velas.
Chocaste con el alma de ilusión,
desvivida y cándida por delación,
despojando su cálamo a tu vera.

¿Cuán cuerdo iba a decir que tal enfermedad
haría perder toda noción de realidad?
Partiéndome sumido en esta complejidad,
dificultando la total serenidad.

Y ahora, dime: ¿qué hago con mi alma?
Si cuando hay luz, todo permanece en calma.
Si es imposible arrancar el faro de mi pecho.
Si aún veo más allá de espacio y tiempo.

Yo pienso que la Luna estará llena siempre,
Yo sufro porque no sé de qué color es el viento.
Yo busco ese destello entre los ojos de la gente,
tan dulce y exhuberante como el de tu adentro.

Esa incandescencia llenó de imágenes mi mente,
ocupándola con su hermoso e inmensurable brillo.
Encendió mi oscura llama detrás de los ladrillos,
y alcanzó la totalidad de este sensible ente.

Fuiste tú, delicado y sutil fulgor.
Me ensaciaste con tu sabia fuente,
me enseñaste la divinidad con vigor,
me abrazaste desde tu umbral suavemente.


3:00 AM

A las tres de la mañana me he levantado,
melancólico, confuso en mi lecho.
Lágrimas se escurrían por un costado,
rabias sangraban desde el techo.

Hay tantas cuestiones que no responden,
tanto el espacio que queda en el alma,
tantas neuronas que mi cuerpo carcomen,
al ver que de infortunios... Nadie se salva.

Es una calma inalcanzable,
la angustia es interminable.
El temor se mantiene vil,
atacando con porte ruin.

Asomé mi cabeza a la ventana,
un rayo crispado caía atroz,
la lluvia en canal cada calle bañaba,
cada minuto más y más veloz.

Son las tres de la mañana y me he levantado,
porque el miedo se clavó en mi piel.
Porque te vi llorar delante de aquel andén,
y yo como un autómata, aquí parado.

Pidiendo a gritos silenciosos hoy,
que te gires, que me mires,
que no me ignores ni me olvides,
y que sepas que aquí estoy.

Son las tres de la mañana y me he levantado,
creyendo que todos los percances eran pesadillas.
Que nada había transcurrido mientras dormía en la silla,
que todo era un sueño, un mal trago helado.

Pero este gran pesar es tan real,
tan basto y tan destroza sosiegos...
Que el suplicio cae desde el cielo,
y va sembrando el mal por mi erial.

Aquí me hallaré yo hasta el final,
pase lo que pase, te apoyaré.
No tengas dudas, aquí estaré,
juntos aplastaremos la calamidad.

Y al fin podremos vencer el veneno tan letal,
que al más bueno se lo lleva de la forma más fatal,
sin permitir que continúe realizando su cruz.

A las tres de la mañana me he levantado,
y he divisado un etéreo centelleo de luz.


Desorientación

¿Adónde fue la ola de nuestro mar?
¿Adónde nuestra risa desmedida al hablar?
¿Adónde fue la brisa de mi bienestar?
Aquella que regalé por ti sin más.

Se fue,
el tiempo habló.
Nada que hacer,
con nosotros dos.

¿Y por qué vino el hastío,
por qué me ha cubierto este frío?
Hoy, que durante mis madrugadas,
duermo sin nuestra conversación delicada.

¿Y quién me da las buenas noches,
quién se preocupa por mis reproches?
Quién me abrazará cuando los pensamientos me invadan,
y provoquen lentamente en mí colosales arcadas.

Y no finjo si esto es un desastre ahora,
que hasta mi cama llora,
ahora que no puedo ver la aurora,
y el alma dejó de ser aquella soñadora.

Fuiste mi brújula,
dentro de esta cúpula.
Pero ahora no tengo ni un mapa,
en este inmenso desierto de plata.

Aquí me hallo recordando tu tez,
pensando en lo que pudo ser y no fue.


Tu presencia

Me agrada tu sutil presencia,
clavando en mí una mirada fugaz.
Gentil imagen de brava elegancia,
sacando el porte más eficaz.

Argénteos iris de luz esmeralda,
resplandecientes cual tenaz bengala.
En mis sueños brotan cada madrugada,
mientras yazco entre mis tersas sábanas.

Tu sonrisa hace que me aleje del pasado,
de la mala experiencia reciente,
de aquellos antecedentes,
y ría yo también junto a tu lado.



Inmaterial

Cruza por mi acera tu mirada,
y el tiempo se detiene,
el dulce recala en el paladar,
pierdo los papeles cuando vienes.

Y es que te he visto sonreír,
y yo… Yo inventaría tu comedia favorita,
enmarcada con un telón de oro sin fin,
sólo por ver repetir tu risa bendita.

Lo siento.
Soy más de una sonrisa acelerada,
que de un lamento.
Soy más del filo de una espada.

Prefiero admirar una sombra tímida,
a un amanecer paradisíaco.
Prefiero pasajes ocultos y opacos,
que paisajes inmensos y vistas rígidas.

Soy más de un suspenso que se acepta,
que de un superfluo sobresaliente.
Soy más de un abrazo y lo que proyecta,
que de una conversación negligente.

Soy más de lo inmaterial, abstracto y sensible,
que de lo puramente tangible.

Y aquí me hallo dentro de un pozo,
deseando tocar un trozo
de tu faz por fortuna,
escondido en la última duna.

Callado por mi mente y su censura,
esperando que arribe a mis ojos,
el último destello riguroso,
de la grácil luz de luna.

Lo siento.
Lo siento…
Por haberme impregnado,
de ti.


Resurrección

Vivo preso en un armario hueco,
seco y repleto de infectos ácaros,
atrapado en el polvo del pasado,
donde aunque grite sólo se oye el eco.

Hoy sólo discierno esta estepa,
caótica, vorágine y desorientada,
donde mueren ilusas metas,
que jamás fueron tocadas.

Marcho y hago las maletas,
aquí no se valora el mérito.
Marcho lejos a escalar mesetas,
ya no le temo al vértigo.

Y no sé si me invade el tiempo gélido,
pero echo en falta magia.
Cada vez menos estrépitos,
y más mustia nostalgia.

Ahora sé que el orgullo es débil,
que el dolor es pérfido,
y mi cuerpo un fénix
que resurge enérgico.

Y no sé si esto es un juego,
todo arde a mi alrededor.
No entiendo si es el desasosiego,
o es que el fuego soy yo.

Aunque queme el suelo,
miraré hacia adelante,
-dije en mi bucle incesante-.
A partir de ahora tomo el ruedo.

La soledad será la mejor compañía,
hasta que alguien por suerte me encuentre,
sentado solitario en el sillón de enfrente,
con mi cálida y tímida sonrisa ya vacía.


Vida


Soy aquello a lo que llamas vida,
soy la mano tras la caída,
el pozo en que te anidas,
soy tu alegría y tu ruina.

Soy el aire que respiras,
la persona por la que suspiras.
Soy también la ira,
y la rabia contenida.

Soy el candado del amor,
la violencia y su hedor,
soy la venganza sin temor
y la clemencia con valor.

Soy la música escondida en el armario,
soy las poesías expresadas con certeza.
Soy las cartas que juegas en la mesa,
soy el espectáculo formado en un estadio.

Soy el hambre y la miseria,
la destrucción de las guerras,
soy la tumba que te entierra
y sin pensarlo te apalea.

Soy Pinochet, Mussolini y Hitler,
soy Ghandi, Frida Khalo y Luther King.
Soy la atrocidad en toda su brillantez,
y también la bondad sin fin.

Soy los genocidios y suicidios,
las huelgas y los golpes de estado.
Soy la revolución iniciada con delirio,
y las represiones llevadas a cabo.

Soy el reloj y su tic-tac,
las leyes que se dictan.
Soy las naciones que conquistan,
y también la sombra invicta.

Soy el descubrimiento del mundo,
soy el universo y las estrellas,
soy los desastres más profundos,
y los desorbitantes planetas.
Soy el arte que se exhala,
soy Bécquer, Neruda y Lorca.
Soy el fusil que sin compasión dispara,
y también la soga que te ahorca.

Soy los prejuicios acumulados,
los presos maniatados.
Soy las palabras pronunciadas con volumen,
que en insultos se traducen.

Soy la ciencia y la religión,
el fanatismo y la razón.
Soy el opulento dinero
que cae en el monedero.

Soy aquello a lo que llamas vida.


Un rayo

Fuiste para mi corazón un júbilo,
como una estación pasajera.
Quedé perplejo como un estúpido,
deseando inmediatamente tu vera.

Fuiste esa luz intermitente
que reverdeció mi mente,
arribando a oscuros rincones,
descubriendo mis secretos interiores.

Fuiste una inocua flecha ardiendo,
como una dócil brisa de verano.
Fuiste una llave con puertas abriendo,
fuiste alguien a quien entregar la mano.

Fuiste y apareciste en aquel año.
Quizá fue un motivo del destino,
pero fuese o no, apareciste en mi camino,
después de haber sufrido tanto daño.

Fuiste la mirada cándida de un mes de mayo.
Una gallarda y alegre sinfonía,
alejada de la monotonía.
Fuiste un alivio para tantos callos.

Pero también fuiste, eres y serás un rayo…
Porque nunca pude, puedo, ni podré alcanzarte.


El dolor

¿Y qué es el dolor?
¿Qué significa?
Ya quisiera yo,
poder debilitarlo un poco,
cuando aparece y repica.

Hay muchos dolores diferentes,
pero, para mí…
Existen cuatro tipos principales:
el dolor por amor,
el dolor por pérdidas,
el dolor por soledad,
y el dolor por traición.

El dolor por amor,
es que el hígado estalle.
Que el cerebro narre
un sueño aterrador.

Un sueño muy verídico,
y que al despertar de la pesadilla,
sientes que acabas de salir de cuclillas
de un grave coma etílico.

Es estar en el infierno,
mereciendo el cielo.
Ocultar el lado más tierno,
siendo tu mayor anhelo.

Es recibir indiferencia como respuesta,
mientras tú esperas sentado en el andén,
aguardando el mayor regalo dentro del tren.
Es que el tobogán se convierta en cuesta.

El dolor por la pérdida de un ser querido,
es sentir que actúas en un teatro vacío,
falta el actor que sacaba tu potencial,
y el guión va saliendo cada vez más mal.

Ataca a tus extremidades,
las congela ateridas,
las despedaza en mitades,
hurgando intenso en la herida.

El dolor por soledad,
es aquel que cuanto más sientes,
menos te percatas de la realidad,
y se va acomodando a tu mente.

Es el dolor que se transforma,
se convierte en venda para tus ojos,
y sin darte cuenta de su forma,
está a tu costado haciendo despojos.

El dolor por traición,
es como una estaca bien clavada.
Afilada, recta, como una espada,
en lo más hondo del corazón.

Es ofrecer una parte de tu ser,
y que te llenen esa parte con cianuro,
que saques cada día una sonrisa a alguien,
y otro día, de repente, pongan un muro.

Tantos dolores distintos,
mas tienen algo en común:
es difícil huir de ellos hacia la luz,
y atacan sin dejar un suspiro.


Cronología

Ayer las paredes sonreían,
los baúles cantaban,
los armarios bailaban,
y los techos serenos se mantenían.

Ayer la vida era un placer tan liviano,
un juego sin preocupaciones,
sin pensar en asuntos insanos,
un juego lleno de ilusiones.

Hoy aquellos anhelos,
desvanecen por los cielos.
Hoy el triste sentimiento,
invade el pensamiento.

Hoy las paredes son hielo,
los baúles son piedra,
los armarios son huecos,
y los techos caen a tierra.

Mañana portaré mis dos espadas,
y mataré a este reloj esquivo.
Mañana le daré infinitas estocadas,
demostraré que sigo vivo.

Mañana sentiré que soy un águila,
remontaré el vuelo certero y sin freno,
alejándome de mustias caras pálidas,
y del traicionero y vil veneno.

Mañana pienso ser yo,
y librar toda mi sed.


Poesía random

Se me ocurrió juntando palabras de libros que tengo por ahí y tratando de dar sentido.

Por mi lado como un soplo,
la vida se nos convirtió en un purgatorio.
Llegué a ver la antorcha sin colirio,
y me quemó las venas con asombro.

Destacan flotando en el cielo,
como una perenne tormenta,
las calamidades que regentan
el futuro del atorado terreno.

A medida que el silencio hablaba,
la hostilidad poco a poco escapaba.

Se marchó.
Y la estela de esperanza,
dejó tras de sí su andanza.
Lejos irse debió.


Sonetos

SONETO I

Tu rostro representa gallardía,
y ante este se me cierran las palabras.
Acércate a mis puertas, y cuando abras,
me mantendré como un sabio vigía.

Tu rostro representa valentía,
me exalto cuando observo cómo labras.
Acércate y hagamos gestas macabras,
seré para siempre tu compañía.

Tu presencia me mantiene cautivo,
la contemplo dócil en mi sosiego,
un enigma sin juicio explicativo.

Deleitando como llamas y el fuego,
tu flujo ilustra mi porte inventivo.
Acércate, y da sentido a este pliego.





SONETO II

Reticente atiende una roca al mar,
la ola ya ve que termina el trayecto.
Afligida asume el ciclo imperfecto,
sabiendo que esta la va a golpear.

El árbol yace agitado en su lar,
comprendiendo que ya ha sido ese electo
del deceso en el que caerá recto,
y no le quedará más que esperar.

Preguntó un anciano: “¿Qué es la muerte?”,
sabiendo que pronto iba a visitarla,
sintiendo cada segundo más fuerte.

“El nacimiento de una nueva charla”,
corroboró un joven sin grata suerte,
que aquel día dirígese a buscarla.


SONETO III


Inspiración sacada de Nach - Anochece.
Una libertad, una breve acción,
un cazador que dispara a ese ciervo.
Una noticia con la que me enervo,
un poema que acelera corazón.

Una chica que piensa en su sillón,
sin saber que de lejos yo la observo.
Un álbum de fotos que aún conservo,
roto, mas pleno de amor y pasión.

Una lágrima que cae en la herida,
una rima que rápida se escapa,
una madre que da a luz una vida.

Un secreto que sin más él destapa,
un agujero del que no hay salida,
un sentimiento que en cárcel te atrapa.


SONETO IV

Bien, un reto que se me ocurrió un día, inspirado en Nach y R.A.P. Hacer un soneto y que en cada una de las estrofas haya una letra por la cual empiecen todas las palabras de cada verso. Esto fue lo que me salió.

Revolución recorriendo rincones,
reacción rápida reta rimando,
reescribiendo relatos remando,
rival rabia ridículas razones.

Lanzando letras levanto ladrones,
libres líneas líricas luchando,
las libro, las libero ladrando,
leo lacras liberando leones.

Adquiero altivas habilidades,
adhiero arte agradable ante asonancia,
así atravieso arcos, adversidades.

Derrotando déspotas de distancia
dejo detrás dichas debilidades,
dejo detrás dantesca disonancia.




Eso es todo de momento, iré actualizando... Tenía muchas más cosas en mi antiguo PC pero se me estropeó y perdí mucho, espero ir recuperando poco a poco e ir publicando más cosas.

Un saludo~

Mis premios


Faltan muchos pero están perdidos por el hades D:

Última edición por Zero Kuchiki; 24/09/2017 a las 21:30
  #2  
07/01/2017
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero.
Escribes genial es simplemente arte
Gracias: Zero Kuchiki
  #3  
07/01/2017
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero.
Hi.

Pues qué decir que no te haya comentado ya, sr. Zero.
Varios de ellos ya los había leído.
Y bueno, la verdad es que sobre poesía considero que no tengo los conocimientos necesarios como para hacer una valoración objetiva más allá de mi propio criterio y gustos, pero en fin...
Comento de todas formas lo que más me agrada, ya que es bastante raro encontrar alguna obra tuya que no me guste.

Lo que más me gusta sobretodo es que se nota mucho que tienes un estilo propio, tanto en la forma de expresar como en la temática. Para llevar tan sólo dos años escribiendo, es algo que tienes muy marcado, y algo que yo personalmente aprecio mucho en todos los tipos de obras, ya sean escritos, obras plásticas, etc.

Ya te lo comenté hace un tiempo, como tienes varias bastante buenas y capacidad para crearlas, deberías tenerlas guardaditas para hacer un portfolio en un futuro.
Incluso podrías sacar un librillo x3
Sigue así yay.

Lon

Buenos tiempos~



  #4  
07/01/2017
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero.
@Zero07 lo que tienes aquí es hermoso. Quizás nunca fuiste un gran spriter, pero siempre has sido un artista.

La forma en que te expresas es única y completamente original, que sin duda es lo más importante en cualquier artista. Tienes un estilo muy marcado a la vez que versátil.
Todos tus textos coinciden en una perspectiva expectante, de a ratos melancólica, sufrida y experta que pide a gritos la calma. Sin embargo, el formato literario que das a los sentimientos es distinto en cada una: métricas y figuras retóricas diferentes.

Haces un buen uso de los recursos literarios, tus poesías son ricas en metáforas, analogías e hipérbatos. También abundan en ellas las anáforas y paralelismos que has usado para dar énfasis al tema central.

Lo que más me ha llamado la atención fue la métrica tan variable no solo entre distintas poesías, sino también entre estrofas. No obstante, no es algo malo, simplemente lo destaco como otra característica de tu estilo. Sería interesante ver cómo te acomodas a una métrica un tanto menos cambiante, en que las estrofas se correlacionen.

Mis textos favoritos han sido "Delicado y sutil fulgor" y "Soneto III", mencionando en un segundo lugar de la escala a "Te fuiste".
El primero tiene un tinte dulce y melancólico cuando tu sujeto lírico evoca un pasado en que fue feliz y duda sobre cómo logrará continuar; lleno de metáforas y en que, ni bien empezar a leerlo, nos topamos con dos estrofas de anáforas y paralelismos.
El segundo parece ser una enumeración construida a partir de anáforas con los artículos indefinidos "un" y "una". Vas transmitiéndonos imágenes de cosas que nos parecen cotidianas mas no vemos su belleza e importancia real.
El tercero, lamento mucho lo de tu tío, pero al menos te ha salido una hermosa y emotiva poesía.

Me gustaría ver más cosas por aquí, ¿quizás algo narrativo además de lírico?

Invoco a @Tyren Sealess @Capitán Cohete y @FEL!X para que comenten aquí
Gracias: Zero Kuchiki


"La no intervención, la autodeterminación como expresión de la libre voluntad de los pueblos, excluye beligerancias inconsistentes y reñidas con el total respeto que mantenemos a la soberanía de las naciones."



Enamorat de Aaróncis i de la sobirana República
  #5  
07/01/2017
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero.
Vale, hora de comentar. Me has sorprendido gratamente. A muchos poetas en verso les pasa que tienen que adaptarse a él, y sus poemas pierden riqueza. Sin embargo, tú sabes adaptar el verso a ti, rimar y medir sin dejar de sonar natural, y mezclar distintas estrofas sin producir una ruptura del poema, incluso con distinto número de versos. Además has conseguido encajar palabras de muy diversos registros y usos en un todo coherente sin que sean disonantes (me sorprendieron en especial pliego y autómata).
Algo que te quiero señalar es que te dilatas mucho al expresarte, es decir, que alargas una idea cuando podría ser bien expresada con menos palabras. Esto no es un defecto sino parte de tu propio estilo; que sea bueno o malo lo decide cada lector, sin embargo quería señalarlo para que seas consciente de ello (pues puede ser completamente espontáneo e inconsciente) y puedas controlarlo cuando te interese.

Sí que tengo una crítica, y es que tienes que decir a quién te pareces cuando te pareces a alguien. Los sonetos III y IV bien podrían llamarse Anochece II y R.A.P. II respectivamente; sin embargo no veo mención a Nach por ninguna parte. No sé si eso ha pasado en más poemas. Si te inspiras en algo tienes que reconocerlo y no darlo como una idea completamente tuya; que no lo hagas en casos extremos se puede considerar plagio y pagarse muy caro.

Mi favorito ha sido el Soneto II. La muerte me parece un tema literario interesantísimo, supongo que me vendrá de ser un poquito emo; y me gusta cómo has plasmado dos perspectivas completamente distintas hacia ella.

¡Sigue así!
Gracias: Zero Kuchiki

¡Gracias a todos!
No habría recibido estos premios sin:
El Señor del Agua y la Arena | Un Cuento de Madrid | En el Festival de la Victoria | Hijos del Bosque, Hijos del Viento | La Biblioteca Olvidada



¡Gracias, Rata! Se te recuerda... :c
  #6  
24/09/2017
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero. | Actualización 24/02
Actualización 24/09
Actualizo después de 8 meses, sí xD
Unas cuantas cosas que he escrito estos meses, además de mejorar (en mi opinión, claro) Te Fuiste.

Desorientación

¿Adónde fue la ola de nuestro mar?
¿Adónde nuestra risa desmedida al hablar?
¿Adónde fue la brisa de mi bienestar?
Aquella que regalé por ti sin más.

Se fue,
el tiempo habló.
Nada que hacer,
con nosotros dos.

¿Y por qué vino el hastío,
por qué me ha cubierto este frío?
Hoy, que durante mis madrugadas,
duermo sin nuestra conversación delicada.

¿Y quién me da las buenas noches,
quién se preocupa por mis reproches?
Quién me abrazará cuando los pensamientos me invadan,
y provoquen lentamente en mí colosales arcadas.

Y no finjo si esto es un desastre ahora,
que hasta mi cama llora,
ahora que no puedo ver la aurora,
y el alma dejó de ser aquella soñadora.

Fuiste mi brújula,
dentro de esta cúpula.
Pero ahora no tengo ni un mapa,
en este inmenso desierto de plata.

Aquí me hallo recordando tu tez,
pensando en lo que pudo ser y no fue.


Tu presencia

Me agrada tu sutil presencia,
clavando en mí una mirada fugaz.
Gentil imagen de brava elegancia,
sacando el porte más eficaz.

Argénteos iris de luz esmeralda,
resplandecientes cual tenaz bengala.
En mis sueños brotan cada madrugada,
mientras yazco entre mis tersas sábanas.

Tu sonrisa hace que me aleje del pasado,
de la mala experiencia reciente,
de aquellos antecedentes,
y ría yo también junto a tu lado.



Inmaterial

Cruza por mi acera tu mirada,
y el tiempo se detiene,
el dulce recala en el paladar,
pierdo los papeles cuando vienes.

Y es que te he visto sonreír,
y yo… Yo inventaría tu comedia favorita,
enmarcada con un telón de oro sin fin,
sólo por ver repetir tu risa bendita.

Lo siento.
Soy más de una sonrisa acelerada,
que de un lamento.
Soy más del filo de una espada.

Prefiero admirar una sombra tímida,
a un amanecer paradisíaco.
Prefiero pasajes ocultos y opacos,
que paisajes inmensos y vistas rígidas.

Soy más de un suspenso que se acepta,
que de un superfluo sobresaliente.
Soy más de un abrazo y lo que proyecta,
que de una conversación negligente.

Soy más de lo inmaterial, abstracto y sensible,
que de lo puramente tangible.

Y aquí me hallo dentro de un pozo,
deseando tocar un trozo
de tu faz por fortuna,
escondido en la última duna.

Callado por mi mente y su censura,
esperando que arribe a mis ojos,
el último destello riguroso,
de la grácil luz de luna.

Lo siento.
Lo siento…
Por haberme impregnado,
de ti.


Resurrección

Vivo preso en un armario hueco,
seco y repleto de infectos ácaros,
atrapado en el polvo del pasado,
donde aunque grite sólo se oye el eco.

Hoy sólo discierno esta estepa,
caótica, vorágine y desorientada,
donde mueren ilusas metas,
que jamás fueron tocadas.

Marcho y hago las maletas,
aquí no se valora el mérito.
Marcho lejos a escalar mesetas,
ya no le temo al vértigo.

Y no sé si me invade el tiempo gélido,
pero echo en falta magia.
Cada vez menos estrépitos,
y más mustia nostalgia.

Ahora sé que el orgullo es débil,
que el dolor es pérfido,
y mi cuerpo un fénix
que resurge enérgico.

Y no sé si esto es un juego,
todo arde a mi alrededor.
No entiendo si es el desasosiego,
o es que el fuego soy yo.

Aunque queme el suelo,
miraré hacia adelante,
-dije en mi bucle incesante-.
A partir de ahora tomo el ruedo.

La soledad será la mejor compañía,
hasta que alguien por suerte me encuentre,
sentado solitario en el sillón de enfrente,
con mi cálida y tímida sonrisa ya vacía.


Vida


Soy aquello a lo que llamas vida,
soy la mano tras la caída,
el pozo en que te anidas,
soy tu alegría y tu ruina.

Soy el aire que respiras,
la persona por la que suspiras.
Soy también la ira,
y la rabia contenida.

Soy el candado del amor,
la violencia y su hedor,
soy la venganza sin temor
y la clemencia con valor.

Soy la música escondida en el armario,
soy las poesías expresadas con certeza.
Soy las cartas que juegas en la mesa,
soy el espectáculo formado en un estadio.

Soy el hambre y la miseria,
la destrucción de las guerras,
soy la tumba que te entierra
y sin pensarlo te apalea.

Soy Pinochet, Mussolini y Hitler,
soy Ghandi, Frida Khalo y Luther King.
Soy la atrocidad en toda su brillantez,
y también la bondad sin fin.

Soy los genocidios y suicidios,
las huelgas y los golpes de estado.
Soy la revolución iniciada con delirio,
y las represiones llevadas a cabo.

Soy el reloj y su tic-tac,
las leyes que se dictan.
Soy las naciones que conquistan,
y también la sombra invicta.

Soy el descubrimiento del mundo,
soy el universo y las estrellas,
soy los desastres más profundos,
y los desorbitantes planetas.
Soy el arte que se exhala,
soy Bécquer, Neruda y Lorca.
Soy el fusil que sin compasión dispara,
y también la soga que te ahorca.

Soy los prejuicios acumulados,
los presos maniatados.
Soy las palabras pronunciadas con volumen,
que en insultos se traducen.

Soy la ciencia y la religión,
el fanatismo y la razón.
Soy el opulento dinero
que cae en el monedero.

Soy aquello a lo que llamas vida.


Un rayo

Fuiste para mi corazón un júbilo,
como una estación pasajera.
Quedé perplejo como un estúpido,
deseando inmediatamente tu vera.

Fuiste esa luz intermitente
que reverdeció mi mente,
arribando a oscuros rincones,
descubriendo mis secretos interiores.

Fuiste una inocua flecha ardiendo,
como una dócil brisa de verano.
Fuiste una llave con puertas abriendo,
fuiste alguien a quien entregar la mano.

Fuiste y apareciste en aquel año.
Quizá fue un motivo del destino,
pero fuese o no, apareciste en mi camino,
después de haber sufrido tanto daño.

Fuiste la mirada cándida de un mes de mayo.
Una gallarda y alegre sinfonía,
alejada de la monotonía.
Fuiste un alivio para tantos callos.

Pero también fuiste, eres y serás un rayo…
Porque nunca pude, puedo, ni podré alcanzarte.


El dolor

¿Y qué es el dolor?
¿Qué significa?
Ya quisiera yo,
poder debilitarlo un poco,
cuando aparece y repica.

Hay muchos dolores diferentes,
pero, para mí…
Existen cuatro tipos principales:
el dolor por amor,
el dolor por pérdidas,
el dolor por soledad,
y el dolor por traición.

El dolor por amor,
es que el hígado estalle.
Que el cerebro narre
un sueño aterrador.

Un sueño muy verídico,
y que al despertar de la pesadilla,
sientes que acabas de salir de cuclillas
de un grave coma etílico.

Es estar en el infierno,
mereciendo el cielo.
Ocultar el lado más tierno,
siendo tu mayor anhelo.

Es recibir indiferencia como respuesta,
mientras tú esperas sentado en el andén,
aguardando el mayor regalo dentro del tren.
Es que el tobogán se convierta en cuesta.

El dolor por la pérdida de un ser querido,
es sentir que actúas en un teatro vacío,
falta el actor que sacaba tu potencial,
y el guión va saliendo cada vez más mal.

Ataca a tus extremidades,
las congela ateridas,
las despedaza en mitades,
hurgando intenso en la herida.

El dolor por soledad,
es aquel que cuanto más sientes,
menos te percatas de la realidad,
y se va acomodando a tu mente.

Es el dolor que se transforma,
se convierte en venda para tus ojos,
y sin darte cuenta de su forma,
está a tu costado haciendo despojos.

El dolor por traición,
es como una estaca bien clavada.
Afilada, recta, como una espada,
en lo más hondo del corazón.

Es ofrecer una parte de tu ser,
y que te llenen esa parte con cianuro,
que saques cada día una sonrisa a alguien,
y otro día, de repente, pongan un muro.

Tantos dolores distintos,
mas tienen algo en común:
es difícil huir de ellos hacia la luz,
y atacan sin dejar un suspiro.


Cronología

Ayer las paredes sonreían,
los baúles cantaban,
los armarios bailaban,
y los techos serenos se mantenían.

Ayer la vida era un placer tan liviano,
un juego sin preocupaciones,
sin pensar en asuntos insanos,
un juego lleno de ilusiones.

Hoy aquellos anhelos,
desvanecen por los cielos.
Hoy el triste sentimiento,
invade el pensamiento.

Hoy las paredes son hielo,
los baúles son piedra,
los armarios son huecos,
y los techos caen a tierra.

Mañana portaré mis dos espadas,
y mataré a este reloj esquivo.
Mañana le daré infinitas estocadas,
demostraré que sigo vivo.

Mañana sentiré que soy un águila,
remontaré el vuelo certero y sin freno,
alejándome de mustias caras pálidas,
y del traicionero y vil veneno.

Mañana pienso ser yo,
y librar toda mi sed.


Poesía random

Se me ocurrió juntando palabras de libros que tengo por ahí y tratando de dar sentido.

Por mi lado como un soplo,
la vida se nos convirtió en un purgatorio.
Llegué a ver la antorcha sin colirio,
y me quemó las venas con asombro.

Destacan flotando en el cielo,
como una perenne tormenta,
las calamidades que regentan
el futuro del atorado terreno.

A medida que el silencio hablaba,
la hostilidad poco a poco escapaba.

Se marchó.
Y la estela de esperanza,
dejó tras de sí su andanza.
Lejos irse debió.



Un saludo ^^
Gracias: Gorki

Mis premios


Faltan muchos pero están perdidos por el hades D:
  #7  
Hace 4 Semanas
Predeterminado Respuesta: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero. | Actualización 24/09
Me gusta mucho que en tus poesías uses un lenguaje tan claro, a diferencia de mí, que tengo un lenguaje tan barroco y simbólico. Me gusta tu estilo porque es suave, amplio en sensaciones, juega con la magia de las situaciones y de las palabras. A veces siento que hay un constante diálogo interno, una poesía que expones hacia ti, a tus sentimientos, como si tratases de darles forma y ordenarlos. Una particularidad sublime que observo es la destaca presencia del [Yo]. Y cuando te alejas del [Yo] es para describir cosas abstractas que fácilmente se relacionan con tu mundo interior. Eso me gusta, eres muy radical en el enfoque de los elementos poéticos.
Gracias: Zero Kuchiki
  #8  
Hace 4 Semanas
Predeterminado Re: [Biblioteca] Tres, dos, uno... Zero. | Actualización 24/09
Me impresionas,tu forma de escribir es sublime.
Ademas,no me imagine que algo asi existiera en un foro de hackroms
Gracias: Zero Kuchiki
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Permisos para publicar mensajes
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los BB code están Activado
Los Emoticones están Activado
El código [IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado
Trackbacks are Activado
Pingbacks are Activado
Refbacks are Desactivado



Extra
Estilo clásico
La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 17:51.
Skin Afternoon por Sage